Cómo LEER las letras "C Z, G J" / Nivel A1-A2


Hoy vamos a ver cómo se lee bien en español algunas letras que son un poco difíciles como en: casa, cerdo, zanahoria. ¿Qué sonidos de estas palabras (sonidos, no letras) son iguales? Cerdo y zanahoria, pero se escriben diferente, ¿por qué?

Siempre que tengamos la letra "c" con a, o, u pronunciamos: /ka/, /ko/, /ku/. Por ejemplo, una col o, por ejemplo, Cuenca. ¿Y qué pasa si tenemos la "c" con la "i" o con la "e"? Que pronunciamos como si fuera una "z". O sea, "cerdo", parece una "z"; y con la "i", cielo. Si queremos hacer el sonido "z" con la a, la o, o la u tenemos esta letra Zeta: za, zo, zu

¿Y qué pasa si queremos decir "queso roquefort"? La "c" con la "e" es "ze", no "que". Para decir el sonido /ke/ usamos las letras “Q” y “u”, las dos. No vamos a decir /kue/, vamos a decir /ke/, queso, y q-u-i, no decimos /kui/, decimos quien,

Pues lo mismo ocurre con las letras g y j. Con la "j" es fácil, ¿cómo se leen estas palabras? Jamón, Jesús, un nombre de chico, Jirafa, el animal, enorme, ajo. El mes de junio. Pero, ¿qué pasa si Jesús se multiplica y tenemos muchos? Tendríamos "gente". El mismo sonido: gente. Y si hacemos desaparecer la jirafa, tenemos "magia potagia". Es decir, la "g" con la "e" y con la "i" hace sonido /j/, pero con la a o y con la u...:

¿Cómo leemos...? Este pequeño animal es un... es el contrario del perro, ga - gato. Una gota de agua, gente pero gato, gota y con la u como con la "a" y con la "o": guapo.

Quiero tocar la guitarra y comer hamburguesa
Guitarra
/Ji/, /ji/, ¿cómo hacemos /gi/? Con la mágica "u": quiero tocar la guitarra y comer Ham-bur-GUE-sa
Fácil, ¿no?
Quiero cuatro lechugas
Quiero
Q-u
Pronunciamos la "u": cuatro. Entonces simplemente la "c".

La siguiente, Miguel es cocinero.
Miguel, es un nombre de chico, es cocinero. Miguel, sonido /g/ con la "e", entonces... no pronunciamos la "u", Miguel es c-o, "co". Misma letra, diferente sonido

Muy bien, pues hasta aquí, ¡hasta la próxima!



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada