SER o ESTAR, la diferencia / Nivel B2 - Spagnolistico





Hoy vamos a ver la diferencia entre el verbo ser y estar
Esta diferencia es una clave para entender el pensamiento español.

Tradicionalmente, España ha estado muy influenciada por la religión católica, entonces vamos a diferenciar entre lo esencial, lo interno, el verbo SER con lo material, lo accidental, lo externo: el verbo ESTAR.

¿Bien? Entonces, verbo ser, la pregunta clave es: ¿qué es? Nos va a servir para describir y para definir. ¿Cómo describimos y definimos? Siempre por comparación a otras cosas de la misma especie. ¿Cómo vamos a definir a Lucía? Por comparación con otros seres humanos.

Entonces: es Lucía. Su nombre, no lo puede cambiar, forma parte de su esencia y, además, le diferencia del resto de su especie.

Es europea, es española, es valenciana: su origen. Nacemos una vez, con lo cual, tampoco podemos cambiarlo. También podríamos decir: es DE España, es DE Valencia, etc. Todo lo que tenga que ver con la procedencia, verbo SER.

Es churrera, su profesión. Actualmente sí que podemos variar de profesión. Si nos retrotraemos un poquito en el tiempo, la profesión definía a la persona. También: es rica, es pobre, es noble, es esclavo, etc. Te definía de por vida.

Es guapa. Las características físicas en español sí que tienen una relación con la esencia. En nuestra religión, la católica, la imagen es muy venerada, no es como otras religiones. "Es guapa" no solo indica una característica física sino que queremos incluir características positivas sobre ella: es guapa de forma general, es una persona guapa, bella.

Es madre. Cuando Lucía nació, no era madre, era hija, pero ser madre es un acontecimiento importantísimo en su vida. Acordaros que la Virgen María, la imagen de la Virgen María, la figura de la Virgen María es muy importante en toda la cultura española. Entonces, ser madre cambia tu esencia. Igual que "es ciega". Quizás Lucía se quedó ciega, no nació ciega pero es un hecho tan importante que reconfigura su esencia.
Así que tenemos a Lucía madre, churrera, ciega, española, con pocas ayudas sociales probablemente y nos vamos con el verbo ESTAR

Bien, el verbo estar nos va a definir lo accidental, lo que podría no ser o ser de otra forma diferente. La pregunta clave es: ¿cómo y dónde? Entonces Lucía ya no la vamos a comparar con otros seres humanos, la vamos a comparar con ella misma, vamos a ver su evolución. Vamos a ver que en un momento puede estar en un sitio, en un lugar y en un momento y, en otro momento, está en otro diferente.
Lucía nace y, por lo tanto, Lucía está viva. ¿Por qué Lucía no ES viva? Otra vez es una influencia de la religión: nuestra esencia va más allá, según esta visión, de estar en la tierra o no estar en la tierra (estar muertos). Nuestra esencia es más global que eso. Temporalmente podemos estar vivos, igual que temporalmente podemos estar muertos. Entonces, Lucía está viva y está en una boda: una localización espacial. Podría no estar, es temporal.

Lucía también está en verano: localización temporal. Está embarazada, son nueve meses de embarazo, no afecta a su esencia, es temporal. Ella está embarazada igual que podría estar resfriada, es una situación que se le da en un momento dado y que va a pasar. Ese día que está resfriada, se levanta por la mañana, tiene muchos mocos, tiene ojeras, etc. Con lo cual, está fea. Ella es guapa, su esencia es ser guapa, normalmente es alguien guapo, pero ese día, en ese momento, está fea. Igual que si otro día se arregla, se viste, podría estar especialmente guapa, muy guapa, ¿bien?

Lucía, como ha tenido a su hijo, llega un momento en el que se enamora de su hijo y decimos que está ciega de amor. No quiere decir que no pueda ver como sí quiere decir que ES ciega. Es ciega: no puede ver, pero está ciega de amor quiere decir -o ESTÁ CIEGA- que toda su atención va dirigida a una sola cosa, entonces de una forma no real, de una forma metafórica, no ve lo que hay a su alrededor. Pero en la realidad sí lo ve, es una metáfora. Está ciega de amor.

Si cambiamos a Lucía por un animal o por una cosa, el verbo ser y estar funcionan igual. Entonces, si Lucía ya no es Lucía, ahora es un cerdo, su esencia es que ES un cerdo. Es rosa porque otros cerdos no son rosas, son marrones, son negros, etc. Este es rosa pero además HOY ESTÁ cojo porque ha ido andando muy lento, se ha tropezado: hoy está cojo, es temporal. Igual con, por ejemplo, el rotulador. Este rotulador es azul, otro de su especie no es azul, es negro. Este rotulador es muy bueno porque la marca es muy buena, desde que nació es bueno. Pero hoy ESTÁ seco porque me lo he dejado dos días sin capuchón, entonces se ha secado pero es temporal. Luego le pongo el capuchón, lo pongo del revés y vuelve a estar bien. ¿Vale?

Pues aun así, aunque lo hayáis entendido, hay excepciones.

La excepción va a ser: el tiempo. En español, "tiempo" tiene dos significados. Uno, la magnitud física por la que nos localizamos en el pasado, presente o futuro. Segunda, tiempo atmosférico. Tiempo atmosférico: T-A. ¿Con qué verbo será con ser o con esTAr? Con el verbo ESTAR vamos a hablar del tiempo atmosférico. Entonces, está nublado, está soleado, está lluvioso, hoy está despejado pero si queremos decir una localización en el tiempo, entonces vamos a utilizar el verbo ser. Por ejemplo, es de noche, es muy tarde, porque antes era temprano. Es la una de la tarde o son las cinco de la tarde.

¿Bien? Pues como ya son casi las cinco de la tarde, me voy a dar un paseo.
Espero que seáis felices y que estéis bien


¡Hasta la próxima!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada