El gran beneficio de estudiar español en línea

En los últimos años el español ha conocido una expansión impresionante. Algunos datos que publica el Instituto Cervantes de 2014 son excelentes para los que amamos esta profesión:

  • En 2014, el 6,7 % de la población mundial es hispanohablante, porcentaje que destaca por encima del correspondiente al ruso (2,2 %), al francés (1,1 %) y al alemán (1,1 %).
  • Casi 20 millones de alumnos estudian español como lengua extranjera.
Los españoles compartimos con la mayoría de los países latinoamericanos una historia política y económica inestable, así que la emigración para buscarnos la vida está escrita en nuestros genes. No es de extrañar, por tanto, encontrar profesores de español por cualquier rincón del mundo, ¿por qué es entonces necesario el desarrollo de contenidos para aprender español en internet? ¿Y por qué puede ser fundamental para tu aprendizaje?

La lengua sirve para comunicarnos y la comunicación es, primero, una necesidad y, segundo, un deseo. Si ya puedo comunicarme con mi familia, mis amigos, mis profesores… ¿para qué quiero comunicarme con más gente que está lejos y no me influye directamente? ¿Por ascenso profesional? ¿Para aumentar mis capacidades cognitivas? ¿Para tener un currículum actual, dinámico y rico? Bueno, estas posibilidades pueden ayudarte… durante un tiempo. Luego llega la realidad: aprender a comunicarse en una lengua extranjera requiere mucho tiempo, energía y constancia. El ascenso, una mejoría cognitiva o el enriquecimiento del currículum se pueden conseguir por otras vías que no nos hagan invertir tanto y tanto en pronunciar “Los zapatos de San Roque son archiconocidos” y lo que es peor… ¡saber cuándo usarlo! Si creemos que necesitamos aprender otra lengua, a no ser que estemos viviendo en un país donde sea el idioma predominante, probablemente sea falso. Y si no es por necesidad, solo nos queda el deseo.

Comunicarse con gente diferente es, ante todo, curiosidad. Curiosidad por descubrir otras maneras de vivir, de pensar, de relacionarse; querer encontrar lo que nos une en lo aparentemente diferente; saber que nosotros podíamos ser ellos si hubiéramos nacido ahí. Y que podríamos ser peores, o mejores. Podríamos ser una versión mejor de nosotros mismos. Y las lenguas nos ayudan a explorarnos por otras zonas:

Vencerse a sí mismo un hombre es tan grande hazaña, que sólo el que es grande puede atreverse a ejecutarla.
Pedro Calderón de la Barca
La curiosidad y el deseo de conocer no pueden encerrarse en una clase de español. El mejor profesor no puede regalarte la gran experiencia de encontrar amigos inesperados por el mundo. Internet, ayuda. Las redes sociales y los foros son la gran aportación, creo, de esta red informática mundial. Luego, por supuesto, debes viajar:

El mundo es un libro, y quienes no viajan leen sólo una página.
Agustín de Hipona
Feliz viaje por las lenguas y el mundo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada